PAISAJES Y GENTES DEL MARGEN ORIENTAL DE LA MANCHA. MUNICIPIO DE CASAS IBAÑEZ Y SU COMARCA (LA MANCHUELA) ALGUNAS REFLEXIONES DE CARACTER SOCIO-POLÍTICO. GEOGRAFÍA E HISTORIA.

martes, 12 de abril de 2011

EL DESIERTO AL LADO DEL MAR

BIEN MIRADO, EL DESIERTO..., LA INCLEMENTE ESTEPA QUE HABITAMOS CON RESIGNACIÓN DE SIGLOS LAS GENTES DE TIERRA ADENTRO (QUIENES, POBRES SOÑADORES, INTUÍMOS LA PRESENCIA DEL MAR TRAS EL CINTURÓN DE MONTAÑAS VALENCIANO) TERMINA UNOS KMS ANTES DE LA LÍNEA DE COSTA MEDITERRÁNEA. Tampoco mucho antes, no vayáis a pensar; pero la hermosa franja de tierra cubierta por extensiones de feraces naranjales aquí en la montuosa tierra al Norte de la provincia de Alicante, se parece a cualquier cosa menos a un desierto... Tan sólo las bravas sierras de indudable perfil alpino, alguna de las cuales, como es al caso, hunde sus raíces directamente sobre el mar, presenta el desolado aspecto del corazón de Iberia: bloques de piedra dura y calcinada por soles ancestrales que se agolpan, ascendiendo, formando cumbres y graderíos..., barrancos y despeñaderos vertiginosos que se tragan caudales y algún que otro montañero despistado.  De ahí la espectacular imagen que cuelgo hoy en este post, directamente extraída de un blog de aventuras y excursiones que que se titula "por ahí no es", de un montañero alicantino llamado Angel cuyas series fotográficas poseen ese carácter que las sitúan en el terreno profesional. La foto, él ya lo indica, está tomada de un inventario de playas y calas del Ministerio de Medio Ambiente, y nos presenta el bastión oriental de la poderosa BERNIA (el igualmente espectacular MORRO DE TOIX) en una toma aérea del conjunto verdaderamente original. No puedo por menos que ofrecer a mis improbables lectores esta fascinante estampa de uno de los más bellos rincones de nuestro querido, ancestral y genuinamente español Mediterráneo...
En la foto: en primer término, el Morro de Toix y los acantilados sobre las costa entre Calpe y Altea; detrás, y como continuación del anterior, ya al otro lado de los tajos de El Mascarat (que, naturalmente, no se ve, aunque se adivina ahí atrás, separando las potentes geologías hermanas) la dentada cresta de La Bernia... A la derecha, en el plano medio, el  recoleto y literario bastión de la Sierra de Oltá. Por sí mismo, el conjunto justifica toda una serie de incursiones montañeras de alta calidad estética y deportiva.

EL MORRO DE TOIX-BERNIA Y LA SIERRA OLTÁ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pon aquí tu comentario. Me interesa mucho. Gracias.