PAISAJES Y GENTES DEL MARGEN ORIENTAL DE LA MANCHA. MUNICIPIO DE CASAS IBAÑEZ Y SU COMARCA (LA MANCHUELA) ALGUNAS REFLEXIONES DE CARACTER SOCIO-POLÍTICO. GEOGRAFÍA E HISTORIA.

lunes, 21 de febrero de 2011

LOS SENDEROS DEL JÚCAR (I)

BTT: CASAS IBÁÑEZ-LAS ERAS-ALCALÁ DEL JÚCAR-CASAS DEL CERRO-PROMONTORIO DE LOS OLIVOS por los senderos de la Historia, actualmente señalizados como PRs por inciativa del Ayuntamiento de Alcalá del Júcar.


                      Llevaba un tiempo rumiando lanzarme por el "sendero de El Agujero" (desconozco todavía la etimología particular del topónimo, aunque os puedo asegurar que no se le conoce, ni se le ha concoido nunca por otro nombre), tantas veces recorrido cuando era sólo un chaval, y completar de este modo una ruta en bici que, integramente por caminos y sendas, conectase la Urbe comarcal con el reducto de genuino sabor estético de Alcalá del Júcar, pueblo de topografías inauditas y un desafío urbano a las tercas imposiciones de la geografía. Apoyado en la margen izquierda del hondo surco que labra el río por los espesos mantos sedimentarios que, plano sobre plano, configuran el cimiento subterráneo de la Llanura, duerme Alcalá con ancestral parsimonia el remoto sueño de la Historia. El castillo, acertadamente restaurado entre los 80 y los 90, impone su airosa presencia al paisaje desde la cima del peñasco que hunde directamente sus raíces en la estrecha y fértil tierra de aluvión. Como no podía ser de otra manera, el núcleo urbano se extiende ya por ambas riberas y ocupa, en hilera, lo que hasta hace poco fueron sólo huertas y choperas. El turismo, la prosperidad y el lícito interés por no dejar en despoblado ruinoso lo que en tiempos seguro fue importante plaza en mitad del páramo infinito, con puente y aduana para cruzar un río de bravo historial, exige el oneroso aunque justo peaje del crecimiento más o menos ordenado. Lanzarse, desde la explanada del castillo, por el laberinto de calles en pronunciada cuesta, saltando alguna que otra escalinata y girando 180º en espacios ciertamente reducidos para acometer  semejante maniobra sin acabar en el suelo,  resulta una experiencia muy recomendable para espíritus inquietos. Eso sí: acordaos de respetar a la gente y de que nuestra saludable actividad no caiga en el desprestigio. Para correr, hacer la cabra y estrellarse contra rusclos y terraplenes, están esas remotas pistas del monte donde no hay posibilidad alguna de arrollar a alguien, salvo, quizá, al otro loco que va delante de tí.




SECUENCIA DE IMAGENES. 1) INICIO DEL SENDERO DE EL AGUJERO, NADA MÁS SALIR DEL CASCO URBANO DE LAS ERAS POR LA CALLE DE LA ALBERCA. 2 Y SIGUIENTES) DETALLES DEL SENDERO Y DEL FABULOSO RECORRIDO EN BALCONADA QUE EFECTUAMOS POR LA CORNISA DEL CAÑÓN, EN SUAVE PERO MANTENIDA BAJADA. SI HEMOS DE CAERNOS, QUE SEA HACIA LA IZQUIERDA... 

ALCALÁ DEL JÚCAR POR DENTRO
SOBRE EL PUENTE ROMANO. HACIA MUCHO TIEMPO QUE NO VEÍA CORRER EL AGUA TAN LIMPIA NI CON ESTE CAUDAL.

DETALLE DEL CASTILLO Y HOZ DEL JÚCAR. EN LA ESQUINA SUPERIOR IZQUIERDA DE LA IMAGEN, DONDE SE VEN LAS ÚLTIMAS CASAS DE LAS ERAS Y LOS DOS PINOS SOLITARIOS, SALE EL SENDERO DE EL AGUJERO.

DETALLE DE LA SUBIDA POR LA HISTÓRICA SENDA DE LAS CASAS DEL CERRO. UNOS CÓMODOS Y PERFECTOS ZIG-ZAGS PARA CASTIGAR LOS PULMONES Y FORTALECER LAS PIERNAS.

LA CUEVA DE GARADÉN, AL FONDO Y AL OTRO LADO DEL RÍO, EN PLENA Y DEVASTADA SOLANA. PROXIMIDADES DEL INICIO DE LA SENDA PR DE LA ERMITA DE SAN LORENZO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pon aquí tu comentario. Me interesa mucho. Gracias.