PAISAJES Y GENTES DEL MARGEN ORIENTAL DE LA MANCHA. MUNICIPIO DE CASAS IBAÑEZ Y SU COMARCA (LA MANCHUELA) ALGUNAS REFLEXIONES DE CARACTER SOCIO-POLÍTICO. GEOGRAFÍA E HISTORIA.

martes, 11 de enero de 2011

SOLEDADES EN CAUDETE (I)

NO TODO SON PUEBLOS (Y MENOS AÚN, PUEBLERINOS) A un día vista, parece que no sea yo ese tipo que corre cuesta arriba por el sendero de los olivos, enfilando directamente hacia la sierra. La montaña que emerge a modo de fortaleza en el margen de los campos de las áridas estepas del Alto Vinalopó: ahí donde la póstrer franja de territorio albacetense avanza en cuña hacia la raya adminstrativa de Alicante, término municipal de Villena. Sierra Lácera, a la que he observado con ojos expedicionarios, los últimos 8 años,  abrazar en su telúrico seno la potencia de soles invernales, se alza ahora enfrente de mí a sólo un tiro de piedra. De modo que las escarpaduras de la portentosa cara sur me reciben en un renovado despliegue de acrobacias elementales y expuestos pasos de escalada que hacía meses (¿un año, tal vez?) no había necesitado ejecutar. Me arriesgo en plan compulsivo por una zona de cantiles en forma de gradas y rugosas placas que tengo que superar mediante sola y pura adherencia, con el gesto ansioso de un animal recién liberado. He salido de mi discreto refugio caudetano (un céntrico pero austero piso que comparto con otros compañeros un par de noches a la semana) enfilando al sur por la calle Atleta Amorós, el moderno aunque recoleto parque de la Piscina Municipal en dirección, a través del  bello paseo adoquinado y peatonal de "Las Acacias",  al Polideportivo, ya en las afueras. Camino a paso muy vivo discretamente equipado (zapatillas de running y mochila pequeña de ataque). Y aunque llevo un mapa detallado de la zona E. 1: 50.000, voy haciendo la ruta mediante navegación por estimación: camino de La Toconera, campiña, cantera y el sendero de los olivos. Un bellísimo y cómodo recorrido que se acerca a la base de la Sierra desde el Este y la rodea por su flanco hasta salir a una especie de balconada directamente alzada sobre las llanuras de Villena, y la fiera cara meridional de La Lácera, que desde aquí miro con arrobo. Pero lo más sorprendente quizá, por inesperado, es el extenso pinar que se extiende, a la manera de los bosques primigenios, por las amplitudes de la cuenca abierta al Sur y al Este que se recoge entre el arco serrano Lácera-Salinas y la cuadrícula casi perfecta de los secanos y regadíos que se cuelan, buscando el mar y el desierto yesífero alicantino por los estrechos de Elda y su imponente sierra local: El Cid.
          Y es ahora cuando toca una explicación acerca del subtítulo. Pienso en Casas Ibáñez y la penosa, mediocre y patética vida cultural en la que nos ha sumido 31 años de socialismo local. Con todo a nuestro favor (hablo como vecino patrio), capital comarcal, cabeza de partido judicial, intermedio de ruta entre Requena y Albacete por la N-322 (que une el Levante con Andalucía y el Corazón de La Llanura), una incompetente, rancia y retorcida labor de gobierno nos ha situado en la más absoluta de las penurias intelectuales (pero igualmente, desde el punto de vista material). Fracaso escolar a raudales, escuelas de posguerra, maestros afincados en Albacete a los que sólo les importa su sueldo y su horario (los chavales es sólo un aspecto menor de su trabajo), un cuerpo funcionarial de vividores, otro cuerpo de arribistas que se nutren del presupuesto local, y una corporación política que no se preocupa más que  del típico (tópico, igualmente, pero no menos verdadero) "a ver qué puedo sacar" y "a ver quién me enchufa en la diputación", epítome de tíos y tías que perpetúan un parasitismo insoportable sobre las espaldas del ciudadano. Sí... Esto es Casas Ibáñez: la ruta del bakalao que ha destruido dos generaciones de chavales, miserables fumetas que confunden su chafardera adicción a la marihuana con alta actividad cultural y preocupación sobre el Calentamiento Global; y unos dandis arrimados a Papá PSOE, con generosos sueldos y una envidiable situación socio-económica, que pontifican acerca de los perniciosos efectos de los combustibles y brindan cada vez que estos suben y nos acercan más, a la gente del común, pero no a ellos, al cenagoso estrato de la miseria de solemnidad.

           Caudete tiene 10.000 habitantes. El alcalde es socialista... Pero hay que ver qué pueblo más interesante y qué fermento social y cultural conforma su diario acontecer. ¿Será por su proyección hacia el Levante? Esto, aunque se me quiera echar en cara como flagrante contradicción de mis deprimentes tesis sobre el lugar de donde provengo, es justamente lo contrario: apoya la certeza incuestionable de la mediocridad entreverada de mala leche del socialismo ibañés.

LA EXCURSIÓN.  CAUDETE-SIERRA LÁCERA-CAUDETE
                                10 DE ENERO DE 2011



FOTOS 1, 2 y 3.  LAS AFUERAS DE CAUDETE, POR EL SUR, E IMAGEN TÍPICA DEL HÁBITAT DISPERSO DE LA CAMPIÑA. EN LA FOTO 2: ¿MANSIÓN PARTICULAR O BODEGA?  En Caudete es típico salir en grupos de amigos/as a tomar vinos a determinadas bodegas que abren sus puertas para este menester. Al reclamo de los buenos caldos degustados en buena compañía oferecen al visitante sus artesanos productos.
PARA VER EL RESTO DEL RELATO SOBRE LA EXPEDICIÓN A SIERRA LÁCERA:   ENTRAR EN MARGEN ESTEPARIO http:// margenestepario.blogspot.com/
EXCURSIÓN A SIERRA LÁCERA






3 comentarios:

  1. Magnífico y fotogrático relato, sólo al alcance de los que viven y sienten como tú los espacios naturales. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Antonio:
    De verdad que después del fárrago dialéctico-e insoportrablemente incisivo, donde también un servidor se incluye-que la maldita actualidad nacional nos echa encima, agradezco profundamente tus palabras. Aprovecho para felcitarte el cumpleaños y para desarte todo lo mejor en este año que acabamos de comenzar. Necesitamos (y digo esto para conocimiento universal) otros políticos y otros partidos: no dan la talla. Sobre la cima de Sierra Lácera (donde verás ahora qué paisajes fascinantes proporciona el desierto)no levanté ningún hito-homenaje. Sigue en cambio el que levanté en recuerdo tuyo allá en la confluencia del Azuer con el Guadiana. Un sentido y esperanzado abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola:

    Mi comentario iba referido hasta el párrafo que acaba en la palabra Cid. Sigo pensando que tus palabras son píxeles que conforman una foto...Después veo que has ampliado tu texto y ahí no puedo decir nada al no conocer tu pueblo a ese nivel. Si lo dices tendrás tus razones.

    Un abrazo, y gracias por tu felicitación. Yo, que este año me olvidé de tu cumpleaños, te envío mi felicitación con retraso. Me marcho a trabajar.

    ResponderEliminar

Pon aquí tu comentario. Me interesa mucho. Gracias.