PAISAJES Y GENTES DEL MARGEN ORIENTAL DE LA MANCHA. MUNICIPIO DE CASAS IBAÑEZ Y SU COMARCA (LA MANCHUELA) ALGUNAS REFLEXIONES DE CARACTER SOCIO-POLÍTICO. GEOGRAFÍA E HISTORIA.

miércoles, 17 de marzo de 2010

LOS RIOS DE LA LLANURA

 15 y16 de MARZO de 2010. LAGUNA DEL ACEQUIÓN/ RIO LEZUZA; RUTA EN BTT hacia los NAVAJOS DE NAVALCULDIA (LEZUZA-EL BONILLO).

1. LEZUZA POR DENTRO. Justo antes de cruzar el puente sobre el río homínimo. (Día 16. Comienzo de ruta en BTT)
2. LEZUZA DESDE LAS RUINAS DE LA HISTÓRICA Y MUY ROMANA CIUDAD DE LIBISOSA
Nuestro largamente postergado viaje a las Lagunas de Ruidera el pasado fin de semana (que por una intervención afortunada del azar, o la Providencia, nos obsequió con una no menos desada salida de sol) trajo como consecuencia cierto impulso por mi parte de recuperar aquellas viejas rutas del "Centro de la Llanura", cuando un servidor estaba destinado en Lanzarote y, habiéndose leído ya tres veces el otrora infumable tocho de El Quijote, llegó a pensar que CLM era la tierra literaria por excelencia y que nosotros, humildes habitantes de la llanura, éramos la leche... ¡Bendita juventud!
               Las últimas lluvias... Mejor dicho: este periodo interminable de borrascas y nieve que comenzó en Diciembre (en realidad, en Octubre, como inicio del año hidrológico, a pesar del interludio de un Noviembre seco e inusualmente cálido) y  que se ha prolongado, casi sin interrupción, a lo largo de todo el Invierno, ha producido ciertos fenómenos en el paisaje que no se si se volverán a repetir. Uno de ellos ha sido el de poder observar en medio del campo el bravo discurso de un río salido de madre habitualmente seco y excesivamente domesticado a base de zanjas de drenaje que la avaricia del labriego mecanizado no ha tenido reparos en imponer. En la carretera N-430, entre Albacete y Barrax, unos km antes de esta población, podéis contemplar debidamente asombrados este típico río de llanura recuperar su inveterado lecho por encima de sembrados y mecanismos de riego. El surco del canal por el que ha discurrido su habitualmente ridículo cauce antes de consumirse en los ardores del estío, resulta insuficiente para conducir tanta agua; de modo que esta rebosa los taludes y crea, además de vistosas lagunas, un cauce paralelo en mitad de los cultivos por el que se podría navegar perfectamente con piragua. Todavía están en la carretera las señales de peligro de cuando, pocos días atrás, la corriente saltó por encima. La pregunta que a uno le viene a la cabeza, conociendo tan bien la especial topografía del terreno (anodinas lomas de monte bajo y planicies adehesadas) es, cómo no, ¿de dónde carajo sale tanta agua? Ha de haber un nacimiento y lo tengo que encontrar. Dicho y hecho.

La primera etapa de esta exploración consistió en llevar a mi padre, que es natural de Lezuza, aunque se crió en Balazote, a conocer este portento. Así que pensé que ir primero a la Laguna del Acequión (que yo supuse, con toda lógica, y más aún después de consultar los mapas, sería la desembocadura natural del río Lezuza) para verla rebosar de agua, siguiendo el tramo turístico de las rutas peatonales que salen de la Fiesta del Arbol a través de la red de canales de drenado del sistema  Mª Cristina, era la manera ideal de: 1º, conocer un lugar emblemático del territorio que rodea la ciudad; 2º, sorprender a mi padre. La sorpresa fue, paradógicamente, encontrarnos la Laguna completamente seca. De modo que hubimos de recurrir a la ya inevitable pregunta: ¿a dónde va  tanta agua? ¿Cómo es posible que se pierda en medio del campo antes de llegar aquí?                                                                                                                                                        
3. y 4. MI PADRE EN LOS DESOLADOS CONTORNOS DE LA LAGUNA DEL ACEQUIÓN
"El río tiene que venir por allí". "Pero, ¿dónde está?".
5. LAGUNA DEL ACEQUION. Termina aquí una de las rutas-bici que parten desde el parque de la Fiesta del Árbol (inconfundible por el monumental depósito que se erige en referencia capitalina a muchos km de distancia si se llega a la ciudad por el W.) y que completan, junto a la que por el otro extremo de Albacete-ciudad (el NE) llega tras 22km hasta Valdeganga, una red de carriles bicis acertadamente acondicionados con arbolillos y barandas de madera que-he de reconocerlo-las tribus progres que dominan el Ayuntamiento han tenido a bien desarrollar para uso y disfrute de conservadores irredentos como yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pon aquí tu comentario. Me interesa mucho. Gracias.