PAISAJES Y GENTES DEL MARGEN ORIENTAL DE LA MANCHA. MUNICIPIO DE CASAS IBAÑEZ Y SU COMARCA (LA MANCHUELA) ALGUNAS REFLEXIONES DE CARACTER SOCIO-POLÍTICO. GEOGRAFÍA E HISTORIA.

lunes, 27 de diciembre de 2010

DIA DE NAVIDAD 2010

 ROGELIO-Posando con mucho arte en la fachada del "Cubillo de Andrés", que es como se le llama por aquí a los chozos o cualquier otra construcción campestre con forma de iglú. [La Ceja, a mitad de distancia entre CI y Villamalea]





LO MISMO-Pero con un servidor de protagonista.


Ya es un clásico entre nosotros celebrar estos días especiales de la Navidad (el 25 de Dic, como es el caso que nos ocupa o Año Nuevo), saliendo al campo para exponer los civilizados pulmones al frío y revitalizante aire del invierno. O salimos a correr a pie por esos circuitos de la campiña que la costumbre ha trazado en nuestros corazones, o elegimos una buena ruta en BTT mediante la que batir terreno y tomar unas clases rápidas de geografía local. Hoy, día 25 de Dic de 2010, con aire del NW a varios grados bajo cero (no habrá más de 1 positivo, siendo las 12 del mediodía), nos aventuramos por las bellas desolaciones panorámicas del paraje que aquí se conoce muy gráficamente como La Ceja: todo ese extenso margen que se derrumba en taludes sucesivos hacia el hondo valle del Cabriel y que marca tan nítidamente los límites de La Mancha por su extremo SudOriental. 32km de pacífico pedalear por el que nos vamos preguntando qué demonios es eso del Calentamiento Global, la sequía abrumadora que nos va a matar de sed y los inviernos sin nieve. Lo cierto es que ante esta rotunda evidencia del aire congelado atacando los pulmones y este campo húmedo, con los sembrados ya verdes, en plan asturiano, y las pinadas vigorosas y brillantes, sospechamos que los tipos del IPCC deben ser unos burócratas aprovechados de mucho cuidado. Y los que recitan de memoria ese mantra de apocalipsis autoinducido, unos estúpidos inocentes que no se han leído jamás un buen libro de geografía general o cualquier otro que hable de la Prehistoria y las Eras Geológicas de La Tierra. Son tipos que leen El País Semanal o un aparente doctrinario político y se creen que lo saben todo: corderillos apacentados en comederos fáciles. Un servidor quiere energía limpia y barata mediante la que poder, si bien ya no prosperar, por lo menos poder vivir sin arruinarme en el intento. Nucleares sí, por favor.

viernes, 17 de diciembre de 2010

VIAJE A LA ORILLA DE LAS ESTEPAS

15 DE DICIEMBRE. No se han equivocado los meteorólogos: esta mañana, son las 7.00h cuando después de haber salido de casa a las 6.30h y a -5ºC, me encuentro en los altos de CARCELÉN-ALPERA con unos terribles -8ºC sobre una atmósfera tersa como una sábana cristalina que hace que la con la sola luz del firmamento pueda uno ver a considerable distancia... Debe ser, como decía unos días atrás, el efecto del publicitado, falso y tremendamente oficialista "cambio climático": los inviernos se suceden con una tozudez propia de acémilas y los burócratas del alarmismo tiemblan con tan sólo pensar que van a ser, por fin, desenmascarados. Justo por estas fechas, con un día de diferencia, cayó la primera gran nevada de la temporada: la estabilidad y la repetición no son síntomas, precisamente, de peligroso desvarío climatológico.
TRAMO DE CARRETERA EN DIRECCIÓN HACIA EL CRUCE DE ALATOZ Y LA MUELA DE CARCELÉN-ALPERA (A LAS 15.30H, A LA VUELTA, CON UNA TEMPERATURA MÁXIMA DE 3ºC. Las benditas lluvias del otoño, aderezadas con un arrebato de nieve, han conseguido este contraste de verde juvenil con el marrón-pardo multisecular de las estepas cultivadas.

viernes, 3 de diciembre de 2010

LAS PRIMERAS NIEVES

El 3 de Diciembre es una fecha para recordar. Igual que ocurrió el pasado año un día 14 del mismo mes (aunque en una escala mucho menor el actual), esta mañana nos hemos levantado con los tejados y los campos cubiertos de nieve. Se ha derretido nada más que se ha despejado el cielo a eso de las 10.00h y un sol esplendente ha descubierto su rostro sobre el gélido territorio de la llanura, ahora azotada por un viento moderado, pero muy borde, que no ha dejado subir la temperatura más allá de los 6 grados. ¿Es esto el calentamiento global? ¿O es que lo que de verdad se calienta son las cabezas de esos izquierdistas rabiosos que se han quedado sin modelo (recordad aquí la Unión Soviética)? Mucho me temo-y no me cansaré de decirlo-que esta histeria colectiva del apocalipsis climático no sea más que una treta de toda esa nutrida hueste de burócratas disfrazados de científicos (genuina impostura) para seguir saqueándonos el bolsillo con impunidad y provocar que la energía sea un elemento escaso, caro y al alcance sólo de unos pocos. Los últimos tres inviernos han sido fríos y muy lluviosos. El anterior batió el record de precipitaciones (incluidas dos grandes y espectaculares nevadas); pero es que este que todavía no ha entrado promete ser igual. Mientras tipos de dudosa reputación naturalista como Al Gore (que habita mansiones y posee minas de cinc en los Apalaches) enardecen a las masas progres desde esos pçulpitos privilegiados a 240.000€ el discurso, resulta que los últimos inviernos están resultando francamente gélidos. Un servidor disfruta mucho con estos paisajes bravos pero discretos que son la esencia de Castilla; de los cielos claros y los horizontes gigantescos; el Javalambre nevado como un himalaya particular y cercano y el grupo de lagunas que se han formado en el Arroyo de La Cañada y que renacen en el otoño para permanecer cuatro o cinco meses dando refugio a los patos salvajes, a las grullas, garzas y demás especies de ecosistemas palustres...; pero también para solaz del andarín solitario coleccionista de paisajes. También disfruto muchísimo de ver a esos mentirosos compulsivos de la nueva hornada progre darse de morros con la tozuda, pachorruda y "terrible" realidad.
CERRO DE SAN JORGE. 17.30H. 
VISTAS HACIA EL ESTE. (DE IZQDA. A DCHA) CINCO PINOS-TEJO-NEVERA Y MARTÉS. OBSERVAR LA SOMBRA QUE PROYECTA LA DISCRETA, ADUSTA Y ACHAPARRADA COLINA DE EL CERRO. 4ºC Y VIENTO DEL W.    




Lo de subirse al Cerro de San Jorge (que sólo sobresale 70m sobre la terca planitud de la campiña) en cuanto que un servidor intuye que el día es lo suficientemente claro, se ha convertido en un clásico del excursionismo doméstico de pequeño recorrido. Prismáticos, cámara y trípode en ristre salgo con el coche hacia la "balsa de la greda" o "charco de las ranas" (que es el topónimo de exquisita tradición progre) y enfilo a pie por el senderillo que se marca sobre la loma en dirección a las antenas. He podido ver el Javalambre muy nevado al Nordeste y, ya en lado opuesto, al SW., la pirámide perfecta del Almenaras proyectando su sombra entre los vapores luminosos del poniente. Puedo jurar que había nieve... Y hacia el Sur, las montañas más próximas-sólo 30km a vuelo de pájaro-mostraban sus umbrías y sus ralas cumbres espolvoreadas con el gélido elemento. El grupo de fotos que véis las tomé con un móvil Sony Ericcson de reciente adquisición de 8.1mpx. El angular y el tono cálido que proporciona la lente a la tierra me parecen fabulosos. Recordad, pues: 3 de Diciembre de 2010. 18 días para la entrada astronómica del Invierno. Frío, viento, nieve, lluvia y heladas severas...

                   

martes, 2 de noviembre de 2010

OTOÑO 2010 (O DE LA INCREIBLE TOZUDEZ DEL CLIMA)

En Septiembre llegaron las habituales tormentas de final del verano, que se mezclaron, como también viene siendo normal, con los comienzos de vendimia. Esto ayudó muchísimo a templar el ambiente y a mitigar la tolvanera de los caminos; a limpiar las vides de cualquier resto de azufre ("azofre" para los paisanos, que lo echan con salvajismo sobre la planta para evitar el temido mildiu) y a hacer más suave la respiración en mitad de este páramo arrasado por el recién terminado estío y esas horrorosas temperaturas genuinamente ibéricas que veremos hasta el año que viene. Se que es un incordio para los que profetizan desde sus cómodos despachos y sus onerosas (para el bolsillo del sufriente ciudadano, no para ellos) nóminas de cargo público; pero estas manifestaciones del clima resultan, en su tozudez repetitiva a lo largo de los siglos, increíblemente fáciles de predecir y, por tanto, de explicar. El otoño es época de lluvias y de temperaturas suaves. Y para botón, una muestra: llegado Octubre surgen en el campo las lagunas que vengo visitando y fotografiando los últimos tres años: ¿no decían que la sequía producida por el calentamiento iba a acabar con nosotros? Estos sencillos y literarios sistemas lacustres pueden aguantar perfectamente 5 ó 6 meses en mitad de la nada, atrayendo la avifauna típicamente palustre para mayor animación de estas marginales estepas. Sólo hay que moverse, salir al campo y mirar. Los tipos de los despachos elucubran demasiado, pero me temo que no tienen un pelo de tontos y lo que de verdad quieren es vernos controlados y sumisos; eso sí, con nuestros bolsillos bien abiertos para que puedan meter la mano sin que nos demos cuenta.


Foto 1: zona palustre del Arroyo de La Cañada. Al fondo, sobre la colina, el caserío Casa Piqueras. [ruta en BTT]


Foto 2: Bordeando la laguna inferior con el Pinar de La Calera al fondo. [Ruta en BTT]

 

miércoles, 17 de marzo de 2010

LOS RIOS DE LA LLANURA

 15 y16 de MARZO de 2010. LAGUNA DEL ACEQUIÓN/ RIO LEZUZA; RUTA EN BTT hacia los NAVAJOS DE NAVALCULDIA (LEZUZA-EL BONILLO).

1. LEZUZA POR DENTRO. Justo antes de cruzar el puente sobre el río homínimo. (Día 16. Comienzo de ruta en BTT)
2. LEZUZA DESDE LAS RUINAS DE LA HISTÓRICA Y MUY ROMANA CIUDAD DE LIBISOSA
Nuestro largamente postergado viaje a las Lagunas de Ruidera el pasado fin de semana (que por una intervención afortunada del azar, o la Providencia, nos obsequió con una no menos desada salida de sol) trajo como consecuencia cierto impulso por mi parte de recuperar aquellas viejas rutas del "Centro de la Llanura", cuando un servidor estaba destinado en Lanzarote y, habiéndose leído ya tres veces el otrora infumable tocho de El Quijote, llegó a pensar que CLM era la tierra literaria por excelencia y que nosotros, humildes habitantes de la llanura, éramos la leche... ¡Bendita juventud!
               Las últimas lluvias... Mejor dicho: este periodo interminable de borrascas y nieve que comenzó en Diciembre (en realidad, en Octubre, como inicio del año hidrológico, a pesar del interludio de un Noviembre seco e inusualmente cálido) y  que se ha prolongado, casi sin interrupción, a lo largo de todo el Invierno, ha producido ciertos fenómenos en el paisaje que no se si se volverán a repetir. Uno de ellos ha sido el de poder observar en medio del campo el bravo discurso de un río salido de madre habitualmente seco y excesivamente domesticado a base de zanjas de drenaje que la avaricia del labriego mecanizado no ha tenido reparos en imponer. En la carretera N-430, entre Albacete y Barrax, unos km antes de esta población, podéis contemplar debidamente asombrados este típico río de llanura recuperar su inveterado lecho por encima de sembrados y mecanismos de riego. El surco del canal por el que ha discurrido su habitualmente ridículo cauce antes de consumirse en los ardores del estío, resulta insuficiente para conducir tanta agua; de modo que esta rebosa los taludes y crea, además de vistosas lagunas, un cauce paralelo en mitad de los cultivos por el que se podría navegar perfectamente con piragua. Todavía están en la carretera las señales de peligro de cuando, pocos días atrás, la corriente saltó por encima. La pregunta que a uno le viene a la cabeza, conociendo tan bien la especial topografía del terreno (anodinas lomas de monte bajo y planicies adehesadas) es, cómo no, ¿de dónde carajo sale tanta agua? Ha de haber un nacimiento y lo tengo que encontrar. Dicho y hecho.

La primera etapa de esta exploración consistió en llevar a mi padre, que es natural de Lezuza, aunque se crió en Balazote, a conocer este portento. Así que pensé que ir primero a la Laguna del Acequión (que yo supuse, con toda lógica, y más aún después de consultar los mapas, sería la desembocadura natural del río Lezuza) para verla rebosar de agua, siguiendo el tramo turístico de las rutas peatonales que salen de la Fiesta del Arbol a través de la red de canales de drenado del sistema  Mª Cristina, era la manera ideal de: 1º, conocer un lugar emblemático del territorio que rodea la ciudad; 2º, sorprender a mi padre. La sorpresa fue, paradógicamente, encontrarnos la Laguna completamente seca. De modo que hubimos de recurrir a la ya inevitable pregunta: ¿a dónde va  tanta agua? ¿Cómo es posible que se pierda en medio del campo antes de llegar aquí?                                                                                                                                                        
3. y 4. MI PADRE EN LOS DESOLADOS CONTORNOS DE LA LAGUNA DEL ACEQUIÓN
"El río tiene que venir por allí". "Pero, ¿dónde está?".
5. LAGUNA DEL ACEQUION. Termina aquí una de las rutas-bici que parten desde el parque de la Fiesta del Árbol (inconfundible por el monumental depósito que se erige en referencia capitalina a muchos km de distancia si se llega a la ciudad por el W.) y que completan, junto a la que por el otro extremo de Albacete-ciudad (el NE) llega tras 22km hasta Valdeganga, una red de carriles bicis acertadamente acondicionados con arbolillos y barandas de madera que-he de reconocerlo-las tribus progres que dominan el Ayuntamiento han tenido a bien desarrollar para uso y disfrute de conservadores irredentos como yo.

lunes, 1 de febrero de 2010

1 DE FEBRERO. UN PASEO POR EL ARROYO DE LA CAÑADA

El Arroyo de La Cañada nace ...; sería más apropiado decir que inicia su curso (pues no hay manantial o fuente algunos en superficie que así lo certifique) en los aledaños de Casas Ibáñez, muy pocos metros al Oeste de su casco urbano. De curso típicamente estacional y súbitas crecidas de nivel (más bien, de nuevo, una sorpresiva aparición de cauce) a golpe de tormenta veraniega, fue en tiempos un arroyo de llanura alimentado por los someros niveles freáticos del acuífero hoy extinto que dió para cultivos hortelanos y unos puentecillos que, a decir de los abuelos, unían las dos mitades del pueblo que este separaba, dando nombre a una de las avenidas o lugares con más enjundia de la localidad: La Cañada, el Parque de La Cañada, la Pista homónima y el mercadillo de los lunes. Hoy, como digo, si discurre algo de agua es subterráneamente bajo el asfalto y el paseo de plataneros que arranca en la carretera de Villamalea y va a morir en las inmediaciones de la Pza. de Toros. Cuando sale a la luz del día, lo hace a la salida de la población sentido Valencia, a la derecha de la nacional 322. Se adivina nítidamente el cauce entre los campos por la recta línea de carrizos que contornea su ribazo. Toma dirección Alborea y discurre habitualmente seco hasta la depuradora de Casas Ibáñez,a 3km, donde le son devueltas las aguas ( todavía no se si convenientemente depuradas, a pesar de las elevadas facturas que religiosamente pagamos al Ayuntamiento por este concepto dos veces al año) que, ahora sí, de modo permamente, desembocarán en el lejano Cabriel tras unos 25 ó 30 km de discreto recorrido tras ser usadas con generosidad por los ibañeses para abastecer nuestros aseos, pilas de fregar, lavadoras, baños y wáteres de los maltrechos acuíferos circundantes...   Hoy, 1 de Febrero, aprovechando un sol esplendente en una mañana fría que ha dado 4 grados a las 10.30 a.m., con una atmósfera límpia y puificada por los vientos del NW que han estado soplando con bravura estos últimos días de Enero, salgo a caminar por el campo tras cuatro días de obligado confinamiento hogareño por causa de un virus que me ha destroazado los intestinos. ¡Qué diferentes los pensamientos de ayer a los de hoy! ¡Cuán esclavos somos de la salud! De modo que hago, con intención de poner a tono las piernas, un sencillo recorrido sin pretensiones por los paisajes típicos que me ha tocado (debería decir que he tenido la suerte)  habitar. Por las lagunas estacionales equidistantes entre el Pinar de La Calera y Alborea (aunque ya dentro del límite de esta población), aprovecho el nítido trazado de los viejos caminos que, siguiendo el arroyo que cruza los sembrados en los que ya apuntan los verdes brotes del trigo y la cebada como una promesa de verdor para esta primavera, me llevan por parajes solitarios y, a su modo, llenos de encanto y ruda poesía castellana.


Ámbito de la excursión. Lomas incultas cubiertas de tomillo y el Arroyo en dirección a Alborea a través de las llanas tierras de labor.




LA EXCURSIÓN. RESEÑA FOTOGRÁFICA

1) Mapa de Google Earth. La línea de color verde representa el regreso a través de la loma en la que se asienta la estación solar de Alborea y que despeja una plataforma junto a unos olivos que se erige en privilegiado mirador sobre los campos inmediatos, la ceja del Cabriel y las lejanas montañas de Javalambre y Alcaraz.



2) Lápida conmemorativa al inicio de la excursión. Nada más cruzar el puente sobre el Arroyo vemos a nuestra izquierda esta lápida de piedra natural erigida en memoria de un asesinado de la Guerra Civil. La inscripción reza así: "Aquí fue vilmente asesinado CANDIDO PIQUERAS PARDO, un 18 de Febrero de 1937, a la edad de 27 años" De modo que habría que recordarle a nuestro preclaro, isigne pero muy resentido Presidente, que este muchacho fue muerto a manos de aquellos salvadores de la libertad y la democracia republicanas que también en Camuñas, Toledo, enterrraron vivos a una madre con su hijo, violaron monjas y ejecutaron a curas y católicos... Eso sí, excusa el todopoderoso País: eran ricos. Bien. Un momento para la reflexión; pero hay que continuar. Junto a este hito conmemorativo parte el sendero que seguiremos entre el límite de los cultivos y la loma inculta y pétrea hasta el pinar y la ancha pista que une Alborea con la carretera de Zulema por esta parte del campo.

3) Ejemplo de pulcritud ambiental de las estaciones fotovoltáicas: infestar el campo de columnas y torres de alta tensión.



4) Más de lo mismo: efectiva manera de cargarse los paisajes y encima, quedar bien ante la concurrencia progre. Somos ecologistas, pero hay que llenar el país de hierro y cables...


5) ALBOREA. Genuina estampa en el extremo de la Llanura de lo que es, y debe ser, un pueblo manchego. ¿Veremos algún día minaretes en lugar de Iglesias? Al Sr. Z le encantaría.
6) ALBOREA y el camino que bordea los márgenes de la loma de espartos y tomillos. Un buen lugar para merendar a la sombra de las encinas.

7) EL PINAR INTERMEDIO. Bucólico y umbroso rincón para solazarse en el estío. Siempre que nos atrevamos a andar por aquí con los habituales 40º a la sombra... Mejor en Otoño y Primavera, desde luego.

8) REGRESO POR LA LOMA DEL TOMILLO HACIA LA ESTACIÓN SOLAR.











9) LA CIMA. La bravura mineral de Castilla en uno de sus extremos. Hacia el Este, detrás de Alborea, asoman Martés y el Nevera: significados montañas del cinturón interior de montes valencianos. Eso mismos que nos separan de la influencia climática benigna del mar Mediterráneo.


10) Preparando la vuelta tras un buen rato de observación geográfica hacia las distintas tierras y montes esparcidos por los cuatro puntos cardinales.
Es sin embargo la contemplación de la pirámide de rasgos netamente alpinos del pico Almenaras (1798m), cumbre señera de la provincia, aunque no la más alta, lo que más me ha impresionado. Perfiles tan cargados de nieve que parece que se vayan a producir aludes de un momento a otro.

jueves, 21 de enero de 2010

OTRAS TIERRAS..., OTROS INVIERNOS


               CASAS IBÁÑEZ Y SUS INVIERNOS ESTEPARIOS. 10 DE ENERO DE 2010


Los púlpitos mediáticos sobre los que estos nuevos clérigos predican a voces, y con una ferocidad a prueba de réplicas bien argumentadas (escupiendo sobre el micrófono y con las venas del cuello hinchadas por la furia redentora), la inminente catástrofe milenarista del clima, enmudecen cuando ven estas imágenes. El clima, al menos por estas latitudes, continúa mostrando una tozudez a prueba de discursos y espectáculos cuando te arroja encima toneladas de nieve y temperaturas de 12 grados bajo cero a poco que te descuides y comiences a pensar (abducido por tanto discurso seudo-ecologista y progre) que vives en el trópico. De modo que cuando abres, picado por la curiosidad, un buen libro de geografía física (pienso, p. e., en el magnífico manual de 3º de la UNED de D. Tomás Franco Aliaga, poco sospechoso de estar a sueldo de las multinacionales y las petroleras) y compruebas que, efectivamente, vives en la inclimente meseta sur castellana, donde por toda definición popular sobre las pautas climáticas sólo figura el aserto "seis meses de invierno y seis de infierno" desde tiempos inmemoriales, no queda otra que dudar seriamente de si lo que está de verdad en juego es el clima mundial o la Libertad de la gente. ¿Quienes son esos tipos metidos a gurús que jalean a las masas y las sumergen en este nuevo éxtasis religioso de la catástrofe? Pues son tipos que viajan en Jet privado (Al Gore, Madonna o Leonardo di Caprio), cobran 240.000€ por conferencia, poseen minas de cinc en los Apalaches, mansiones que consumen más electricidad en una semana que una familia-tipo ibañesa en toda su vida, y al viajar en Jet-mientras te hablan sobre las bonadades del aburrido, carísimo y escasamente viable auto eléctrico-arrojan a la bendita atmósfera más CO2 que tú y que yo, con nuestros sencillos coches, si estuviéramos viajando toda la vida. Me temo, atribulado lector, que esta nueva corriente milenarista (ha habido varias en la Historia) es sólo un modo como cualquier otro de asaltar el bolsillo del pacífico ciudadano. El socialismo mundial (español, sobre todo, que todavía guarda en su baúl un rancio aroma a sovietismo), un poco para sortear el bochorno de ver, tras la caída del muro de Berlín, qué ha significado realmente, para los proletarios y los obreros del mundo,  su mágica receta, se ha convertido hoy, de nuevo, en salvador del mundo... Sospecha uno que  lo que realmente  se persigue es una financiación abundante para mantener los estómagos insaciables de todos esos tipos cuya única ocupación conocida es vivir del cuento: nunca mejor dicho.

       Hace unos días, en una de mis anteriores entradas bloggeras donde coloqué una foto de la Sierra de Javalambre, y sus nieves, puse a disposición del lector un enlace con una plataforma informativa digital de Aragón. Cumplía así una de las aspiraciones que, habitualmente, guardo siempre en mi baúl de proyectos: un viaje a pie de Sur a Norte a través de Teruel, Zaragoza y Huesca en busca de los Pirineos. A falta de oportunidad, me consuelo leyendo el humano acontecer de esta tierra (Aragón) que he empezado a apreciar como si fuese la mía. Es ahí-y no por estas dilatadas llanuras-donde se cumplen mis sueños. De modo que hoy aprovecho para crear un enlace con uno de mis blogs favoritos que versa sobre excursiones y experiencias por estas fabulosas montañas de Pirenne (topónimo de origen griego que los remotos navegantes de la hélade utilizaron para designar aquellas "montañas de fuego" que vislumbraban desde el Mediterráneo al doblar el Cabo de Creus gerundense para adentrarse en la remota, fascinante y mítica Iberia). Se llama FOTOS DE CAMPO y lo hace un señor que vive en Zaragoza y se desplaza, en plan relámpago (ida y vuelta en el día, como veréis), con la sencilla y noble intención de escribir sobre lo que le gusta y mostrar, a través de sus bien traídas fotos, el poderoso y bravo corazón de las montañas. Cruza también un desierto, como el que esto escribe, cuando me dirigo a CAZORLA o a las Sierras de ALCARAZ y SEGURA para no perder la costumbre de observar el enorme mundo desde las alturas.

Fotos de campo: Raquetas desde Yésero, caminando hacia el Erata

sábado, 16 de enero de 2010

TRAS LAS LLUVIAS DE ENERO


SIERRA DE JAVA-    LAMBRE (2020M) DESDE EL CERRO DE SAN JORGE

Tras un par de semanas de borrascas apenas interrumpidas por días grises y ventosos, el 15 de Enero hemos podido disfrutar del sol y de esta atmósfera lavada por la nieve y la lluvia. En esta imagen se puede contemplar el masivo contorno de la Sierra de Javalambre turolense: meta de antiguas excursiones en pos de los campos árticos que cubren sus redondeadas cimas y esos míticos 2020 metros desde los que se puede contemplar cumbres tan lejanas como la Aitana, junto al Mediterráneo, el Almanaras sobre las brumas oceánicas de la llanura manchega o el gigantesco Moncayo, agazapado entre tierras Aragonesas, Navarras y Sorianas, enraizado en el corazón roqueño de Iberia...
           La modesta altitud del Cerro de San Jorge, 773m, al que siempre resulta complicado clasificar como loma, colina o simple altozano, nos permite, como siempre, el privilegio de asomarnos sin esfuerzo a los contornos de tierras lejanas. Aquí vemos, hacia el Nordeste, el extremo sur de Aragón: tierra hermana con la que compartimos inviernos inclimentes, veranos tórridos y una sed eterna dificilmente apaciguada por ocasionales tormentas. A 90km a vuelo de pájaro, el Javalambre ha sido siempre un primer hito en mi ya inveterado vuelo hacia la promesa y la aventura de los Pirineos. Ya lo expresó Don Quijote cuando inició su último viaje y cruzó estas soledades camino de Barcelona: "por aquella Mancha de Aragón...". De ahí, tal vez, el curioso topónimo de Cordillera de Monte Aragón (igual que el cognomen de Chinchilla, que se alza en uno de sus extremos) para definir la alineación de aplastados y roqueños montes que acompañan la orilla sur del Júcar camino de la Fosa de Cofrentes y el Valle de Ayora.  El hecho histórico, pero no tan lejano en el tiempo (mi abuelo Domingo dio testimonio de ello), de que aquí se recolectara el cereal un mes antes que en Teruel y se transportara el excedente hacia aquellas tierras más frías y más altas, fue igualmente motivo suficiente como para bautizarnos precisamente de esta guisa en los tratados geográficos: la Mancha de Aragón. Para mí, que cruzo esta tierra de cabo a rabo todos los años camino del Pirineo, supone una aspiración dificilmente alcanzable: el orgullo de sentirse Aragonés.
           En el apartado mi lista de blogs podéis seguir el diario acontecer humano en la bonita tierra aragonesa a través de un informativo digital de reciente fundación y mayor éxito titulado ARAGON LIBERAL. Mucho ánimo desde aquí al Sr. FRID y sus colaboradores en su valiente tarea (en ocasiones, peligrosa) de mantenimiento de la Libertad frente a la poderosa y despiadada máquina socialista del pensamiento único.

UN REFUGIO PARA EL PENSAMIENTO LIBRE

martes, 12 de enero de 2010

TRIBUTO A UN AMIGO

CIMA DEL CERRO DE SAN JORGE HACIA EL NORDESTE. EXCURSIÓN CON TRINEOS TRAS LAS NIEVES DEL 7 DE ENERO.   
Enero, para un servidor y alguno de sus amigos, es el mes de los cumpleaños... ¿Hay, pues, mejor regalo que esta magnífica postal navideña hecha realidad sobre el paisaje? La situación ha sido un calco de la anterior borrasca de nieve del 14 de Diciembre, con las salvedad de que esta primera semana de 2010 nos ha sorprendido con más frío, más viento y más nieve (nevó otra vez el Domingo, día 9, por la noche), aparte de que el temporal ha cubierto con su manto casi la totalidad de la superficie de esta vieja Iberia que algunos todavía veneramos como si fuera nuestra madre geográfica. De modo que ahí podéis contemplar en la foto la entrañable estampa familiar y dominguera de una excursión con trineo al Cerro de San Jorge: 5kms de ventisqueros de nieve hasta la rodilla, la hermosa, sincera y vital felicidad de los chiquillos, y la imagen soberbia de un paisaje ártico que nos hace recordar la reciedumbre del clima peninsular, por mucha debacle climatológica que nos quieran meter por los ojos... Lo he comentado antes con algún visitante presto a reprochármelo y lo repito: las secuencias de 30 años (mínimo) de los meteorólogos en los tratados de geografía desmienten el alarmismo inducido por la propaganda y el espectáculo: a años cálidos, tórridos, lluviosos, o secos, suceden otros fríos, secos o lluviosos, gélidos y de veranos cortos y frescos. La irregularidad y los extremos es lo que define un genuino clima mediterráneo degradado y continental como el nuestro...
         Aunque el motivo de estas palabras y esta foto es otro muy distinto que el de arremeter contra aquellos que, de corazón, soportan muy mal las agresiones constantes a la Madre Naturaleza. Aquí, un servidor, es otro de esos románticos que sufre el acoso a los paisajes como un ataque directo; sólo que no permito que la aspiración lícita de legar a nuestros hijos los mismos bellos lugares que hemos podido disfrutar, se convierta en un dogma político al servicio de oportunistas, subvencionados, fracasados o ricachones como Al Gore, Madonna o Leonardo Di Caprio que con sus jets privados y sus mansiones contaminan al año mucho más que cinco mil humildes vecinos de Casas Ibáñez.
         He puesto esta foto y he cambiado la presentación de este Blog para rendir tributo a uno de mis mejores amigos: Joan Baroch; quien allá en Pinto, puede contemplar el Guadarrama por encima de los tejados de Madrid. Para él y los suyos va dedicada esta imagen (y esta pequeña pero enriquecedora experiencia de la nieve) con la promesa de repetir algún día cercano, juntos, los domésticos aunque bravíos paisajes de Iberia.

martes, 5 de enero de 2010

ESTAMPAS INVERNALES (II)


SIERRA DE MARTES EL 15 DE DICIEMBRE                                 Esta impresionante vista, con el gigante agazapado detrás de Alborea, fue tomada en la cima del Cerro de San Jorge a las 11 de la mañana y con una temperatura de -5ºC. Esa misma mañana-lo confirmé a través de varias fuentes-se registró al amanecer la muy meseteña temperatura de -12ºC. Vuelvo a señalar la tozudez y regularidad del clima patrio: el año pasado nevó por las mismas fechas, hizo un invierno frío y muy desapacible (lo cual es bueno) y antes de Navidad se recogieron casi los 500mm de precipitación. Este año, a pesar de un mes de Noviembre excepcionalmente seco, Diciembre nos obsequia con una verdadera cadena de borrascas atlánticas que, junto a la preciosa nieve, ha vuelto a rellenar la cuenca lacustre del Arroyo de La Cañada. Con referencia exclusiva a la imagen: creo que es la primera vez que veo tanta nieve cubriendo la agresiva silueta de Martés. A 40km a vuelo de pájaro de neustra posición, no dista mucho más del cálido mediterráneo, de modo todo ese manto nivoso de la cara SW se derritió antes que el que cubrió nuestros campos. A las 48h, un viento cálido que trajo abundante lluvia, se encargó de derretirlo todo.

domingo, 3 de enero de 2010

ESTAMPAS INVERNALES (I)



LA SIERRA DE MARTÉS EL 15 DE DICIEMBRE.          A -5ºC, siendo las 11 de la mañana, pude tomar esta foto desde la cima del Cerro de San Jorge. En todos los años de observación paisajísitica de esta zona, creo que es la primera vez que veo esta magnífica sierra con tanta nieve. A 40km a vuelo de pájaro, sólo la separa idéntica distancia. Y aunque su carácter de barrera geográfica (climatológica, también), sus discretos 1085m  no son suficientes para librarla de los benéficos influjos mediterráneos. La ladera que vemos desde aquí, mira al SW. De modo que toda esa nieve que véis se derritió antes que aquí. Debido al trabajo-esa misma noche tuve que viajar-perdí una oportunidad de oro de efectuar una ascensión que hubiera sido netamente alpina. El invierno, empero, todavía no ha finalizado. Aguardaré paciente otra ocasión así.